Os enseño un jabón de cúrcuma ( que ya hemos visto las propiedades tan maravillosas que aporta a la piel) y sándalo en polvo, (rakta chandan) esta vez rojo de la variedad Pterocarpus santalinus , traído de India. Contiene propiedades calmantes , actúa eficazmente contra la deshidratación de la piel y cura inflamaciones, grietas e irritaciones.
En el Budismo el sándalo es considerado como el padma ( loto ) y se le atribuye a Buda Amitabha. Su aroma se cree que puede transformar los deseos de uno y mantener el estado de alerta de una persona mientras realiza prácticas de meditación . El sándalo es también una de las fragancias más populares utilizadas como incienso utilizado cuando se ofrece al Buda.
Os recomiendo poner la máxima atención a la hora de comprar ya que debido a que es un árbol protegido prolifera cada vez en mayor número las adulteraciones , tanto en el polvo como en el aceite esencial.
Cómo no podía ser de otro modo lleva aceites esenciales de sándalo, patchuli y unas gotas de cedro. El aroma es simplemente espectacular..

Aquí tenéis la receta para un kilo de jabón:

527 gr. Aceite de oliva virgen extra
137 gr. Aceite de coco
25 gr. Aceite de sésamo
47 gr. Manteca de karité
21 gr. Cera de abejas
96 gr. de sosa
145 gr. de agua