DSCN0766

Facial de loto

 

Loto sagrado  –Nelumbo nucifera

Nombres ayurveda: Kamala, Padma, Nalina, Aravinda, Jalaja, Raajeeva, Pushkara.

La flor de loto simboliza la belleza, la longevidad, la perfección y la pureza

En la cultura hindú es una flor sagrada, por emerger con toda su belleza y esplendor desde lo profundo de las aguas lodosas. A menudo las divinidades hindúes aparecen sentados sobre un loto en acto de meditación, cuenta una leyenda que cuando Buda dio sus primeros pasos florecieron lotos por dónde había pisado.

Lo que hace que sea verdaderamente especial es que se activan y desactivan sus genes en momentos de estrés, y las semillas de esta planta pueden vivir hasta 1.300 años, sus hojas repelen la suciedad y el agua, sus flores generan calor para atraer a los polinizadores y el recubrimiento de la fruta del loto se cubre con antibióticos y cera que asegura la viabilidad de la semilla que lo contiene”. *

 

Propiedades cosméticas:

Antioxidante, cicatrizante, calmante, nutritiva, mejora la microcirculación, favorece la luminosidad de la piel y es venoprotector.

Utilizando estas maravillosas propiedades que nos ofrece la flor de loto, vamos a realizar una crema facial especialmente indicada para pieles con cuperosis y rojeces difusas, aunque sus activos circulatorios son beneficiosos para todo tipo de pieles. Las propiedades del loto sagrado las vamos a potenciar con la elección de aceites adecuados, en este caso he elegido los aceites de macadamia para activar la microcirculación , argán por sus propiedades regenerantes y nutritivas,  arroz  que promueve la producción de colágeno y oliva en poca cantidad, que mejora la absorción de principios activos.

El resultado es una crema ligera y nutritiva, con una buena absorción y con un maravilloso olor oriental gracias al hidrolato de rosas y el extracto de sándalo en sinergia con los aceites esenciales.

Os animo a probarla, en unos días notaréis la luminosidad que nos aporta al rostro y su capacidad para suavizar y alisar nuestra piel.

 

 

Crema facial de loto sagrado

Fase oleosa

7% Aceite de  macadamia

6% Aceite de arroz

1% Aceite de oliva

2% Aceite de argán

6% Cera nº 3

2% Protelan

Fase acuosa

51% Macerado acuoso de loto sagrado

21% Hidrolato de rosas

Activos (añadir de uno en uno cuando la crema está emulsionada y fría)

1% Extracto HG de sándalo blanco (hidroglicerinado  50/50)

1% Vitamina E

1,7% Colágeno

0,4% AAEE sándalo

0,3% AAEE patchuli

0,6% Conservante

 

  • Extracto hidroglicerinado de sándalo blanco:  20 gr. de polvo de sándalo, 50 gr. de agua destilada, 50 gr. de glicerina vegetal .

Dejar la mezcla tres semanas y filtrar exhaustivamente con gasa o seda. Envasar en cristal ámbar o azul.