Cúrcuma- Cúrcuma longa

Nombres ayurveda: Haridraa, Priyaka, Haridruma, Kshanda, Gauri,Kaanchani, Krimighna, Varavarnini, Yoshitapriyaa, Hattavilaasini, Naktaahvaa, Sharvari.

Algunos de los primeros signos de envejecimiento que observamos a medida que envejecemos son los cambios en nuestra piel.
Los ingredientes orgánicos que se encuentran en la cúrcuma pueden ayudarnos a mejorar la salud de la piel, ya que contienen curcuminoides, que pueden ser de 5 a 8 veces más fuertes que la vitamina E, tres veces más poderosa que la semilla de uva o el extracto de la corteza de pino. Lo suficientemente fuertes como para expulsar el radical hidroxilo, considerado por muchos el más reactivo de los oxidantes. Hablar de la cosmética ayurveda sin esta raíz sería imposible , ya que es aplicada a diario en mascarillas mezcladas con yogur o como principal ingrediente del Ubtan (exfoliante).

El inconveniente principal que vemos es  que mancha, así pues vamos a realizar un extracto para tenerlo concentrado, líquido y listo para usar en nuestras cremas sin que nos deje la piel amarilla.

Ingredientes

2 gr.  Cúrcuma (si la encontráis en raíz , mejor)

25 gr. Glicerina vegetal

25 gr.  Agua destilada

Procedimiento

Primero rallamos la cúrcuma sin piel y ponemos en un frasco bien esterilizado, cubrimos con la mezcla de glicerina y agua y lo tendremos unos 20 días agitando periódicamente y en un lugar oscuro, un armario, por ejemplo.

Transcurrido ese tiempo filtramos exhaustivamente y envasaremos en tarro de cristal y de color si es posible.

Lo utilizaremos como cualquier activo, añadiéndolo a la crema cuando ya está tibia.

No dejéis de hacerlo, tiene múltiples beneficios!!