Los champús sólidos cada vez están más de moda y no me extraña nada, ya que no sólo dejan el pelo genial, suelto, brillante… además  un champú sólido bien formulado  equivale a tres envases de producto convencional que evitamos tirar y así cuidamos el medio ambiente. Que no sabéis hacerlo …nada más sencillo, se pueden hacer en frío o en caliente  (en caliente quedan más compactos y duran más) y llevan una base de tensioactivos en polvo que mezclaremos con nuestras hierbas favoritas. Os dejo este muy sencillo, de lavanda en polvo y amla . Aquí vá la receta:

50% SCI

14% Amla en polvo

10% Lavanda en polvo

8% Arcilla blanca (caolín)

2% Proteínas de seda

1% Pantenol

10% Hidrolato de lavanda

3% Aceite de jojoba

1% Aceite esencial de lavanda

1% Aceite esencial de romero

Espero que os guste!!